¿Por qué Blockchain lo cambiará todo en Experiencia de Cliente? (Parte II)

La semana pasada, analizámos qué era Blockchain y cómo iba a cambiar nuestras vidas a partir de los principales sectores de actividad en los que influye, como el financiero y asegurador. Aunque estos no son los únicos. Blockchain cambiará las reglas del juego en todos los sectores. Para hacernos una idea de la magnitud, vamos a ejemplificar uno por uno los cambios que tendrán lugar en los próximos años, según la industria. 

 

La industria de la energía y de la comercialización eléctrica está cambiando, gracias a blockchain, a un modelo descentralizado:

  • Actualmente las generadoras de tamaño grande y mediano están instaladas en lugares apartados de los centros de mayor demanda de energía. Esto cambiará por generadoras de todos los tamaños, que estarán instaladas en lugares próximos a los consumidores finales.
  • Algunas de estas generadoras serán propiedad de los clientes. Por medio de blockchain será posible gestionar la operación y el balance de esa futura red eléctrica en la que, por cierto, tendrá grandísima relevancia la generación de energía solar de autoconsumo...

 ¡Cómo no! Un gran impacto de blockchain será en la industria manufacturera:

El mundo está ante el umbral de la “cuarta revolución industrial”. 

  • En el sector industrial, por ejemplo, se ha descubierto que este sistema hace posible la trazabilidad total de un producto, desde que se fabrica hasta que lo compra un consumidor final. Gigantes como Airbus o Daimler ya han empezado a trabajar en la trazabilidad de las piezas a lo largo de todo su ciclo de vida: ahora, las empresas industriales pueden hacer que sus proveedores registren en blockchain el código de cada pieza y que añadan todos los datos asociados, incluyendo las correcciones que hagan éstas.
  • En las ‘Smart Factories’, con ‘Smart Contracts’ (contratos inteligentes), basados en blockchain, se coordinará la logística con los pagos para que se realicen cuando llega el pedido. También se podrán desarrollar ‘Market Places’ industriales automatizados, dónde el cliente seleccionaría la mejor oferta entre las existentes y se encargaría de hacer cumplir que se materialicen las condiciones en base a un ‘Smart Contract’.

Se verá fuertemente impactado el sector medicina-salud:

  • Será más fácil detectar medicamentos adulterados o falsos, pues sería posible verificar de dónde provienen. 
  • Los pacientes tendrían un mayor control sobre su historial médico, medicación y el correcto uso de su identidad. 
  • Enlazar a “pacientes e investigadores”
  • El contacto directo entre “pacientes y médicos” para solicitar y prestar servicios de manera personalizada y sin intermediarios es el futuro inmediato.

Auditoría, control empresarial y fiscal estará en revisión: 

  • Blockchain permite que cualquier entidad, sin interferir en el negocio, pueda auditar la actividad, porque en la tecnología blockchain viene por definición que todo sea rastreable y comprobable: cierto e indudable. No hay trampas ni interpretaciones. Hay confianza.

La Prensa y medios continuarán el proceso de cambio (de sustitución, en realidad, de modelo de negocio), y gracias (¿o por culpa de?)  blockchain, la labor de los periodistas se “democratizará “ y les permitirá estar más libres de intermediarios (y más dependientes del consumidor de información, lo que puede generar tergiversaciones y “visiones interesadas y parciales” de la información, como producto. Por poner un caso, la plataforma Steemit, que utiliza un protocolo blockchain, otorga criptomonedas a los periodistas o escritores de blogs según los votos que reciban de los lectores. Estos últimos son premiados también por sus votos.

La Administración pública se va a modernizar a la fuerza:

  • Algunos países se han valido de la blockchain para crear una nueva administración gubernamental descentralizada. Por ejemplo, Australia puso a prueba blockchain en las comunicaciones estatales, la logística y la seguridad digital y pública. Estonia tiene bases de datos con plataformas blockchain para resguardar los datos fiscales del sector productivo y de la salud de sus habitantes.

Derechos de autor más protegidos:

  • Plataformas como CoalaIP.org, Mediachain.io y Monegraph proponen la recopilación de imágenes y música en bases de datos que permitan a sus creadores compartirlas mediante un pago, saber cuándo se usan sus obras y conservar el control de la propiedad intelectual

Ventas en línea, con el consiguiente riesgo de monopolio de gigantes, al menos en el medio plazo:

  • Amazon y Alibaba imponen sus condiciones en las ventas en línea, facultándolas para recomendar productos, elegir solo a los vendedores que cumplen sus requisitos y aumentar comisiones.
  • Las empresas intermediarias podrían ser acotadas con proyectos blockchain de comercio electrónico, como OpenBazaar, que conecta directamente a vendedores y clientes.

 

Blockchain ha llegado para quedarse. Es una auténtica revolución en la que los bancos trabajan para convertirse en distribuidores de software, las empresas de tecnología ofrecen servicios financieros y las de telecomunicaciones se transforman en medios de comunicación. Parece el mundo al revés que lo ordena todo, para hacernos la vida más simple.