Servicios que complementan un producto bien diseñado y una gran marca puede ser un diferenciador y una ventaja competitiva. Actividades generadoras de engagement y momentos memorables son rentables a largo plazo.

Desarrollo talleres para analizar y diseñar experiencias y actividades experienciales y vivenciales con los clientes. Según la lógica de Pine y Gilmore, la Experiencia de Cliente debe ser: lúdica, interactiva, participativa, envolvente, sensorial y vivencial. Y contemplar las 4 és: escapismo, educación, estética (diseño) y entretenimiento. Por todo ello, en este servicio toma un papel fundamental la creatividad e innovación. En este taller se mostrará cómo la planificación óptima de las experiencias repercute de manera positiva en resultados de la organización.

FORMACIÓN DIRECTIVA: 25 AÑOS DE EXPERIENCIA

Domino la interacción en el aula y las técnicas de creatividad; mis talleres se apoyan en Design Thinking

PIDE PROPUESTA