Talento Senior: Emprender una segunda carrera después de los 45

En una época en la que la esperanza de vida alcanza los 83 años y se proyecta que pronto será de 90, considerar a alguien mayor a partir de los 45 años es simplemente absurdo. Este anacronismo ignora la realidad actual, donde incluso personas de 80 años pueden seguir siendo activas y aportar un gran valor, especialmente en el sector de servicios.

La Importancia del Talento Sin Edad

El talento no tiene edad. Es crucial fomentar la diversidad intergeneracional junto con la diversidad sexual, de género, racial, nacional e idiomática. Lamentablemente, los modelos de gestión actuales están sesgados hacia el corto plazo. A menudo, se contrata a becarios y se expulsa a los seniors para ahorrar costos inmediatos, ignorando el principio de «pan para hoy, hambre para mañana».

Diversos estudios, como los de la Fundación Edad y Vida, 65 y Más, y el que dirigí para el Instituto Santa Lucía, demuestran que la gestión del talento está profundamente influenciada por prejuicios. Los seniors, con su vasta experiencia, resiliencia y capacidad para gestionar situaciones difíciles, aportan una templanza y moderación invaluables.

El Valor del Talento Senior

Como sociólogo, he dedicado una parte significativa de mi carrera a investigar las dinámicas de la fuerza laboral senior. Mi estudio para el Instituto Santa Lucía reveló que las personas mayores de 45 años suelen estar más comprometidas en sus labores, ya que muchas veces no tienen las mismas obligaciones familiares que en su juventud, permitiéndoles dedicar su tiempo con mayor flexibilidad. Además, buscan la socialización y disfrutan trabajando en equipo. Su vasta experiencia en gestión y su perspectiva estratégica aportan una visión de largo plazo y una valiosa red de contactos.

Aunque algunas capacidades físicas pueden disminuir, en el sector de servicios esto tiene un impacto marginal. Las habilidades de gestión, sociales e interpersonales que poseen los seniors optimizan el tiempo y los resultados.

Reinventarse después de los 45

Para aquellos que buscan reorientar su carrera profesional después de los 45 años, mi mensaje es claro: cambia los paradigmas con flexibilidad. Colabora con otros profesionales y adopta enfoques cooperativos. La formación continua es esencial; «camarón que se duerme, se lo lleva la corriente».

La resiliencia psicológica y la autoafirmación son claves. Las empresas, por su parte, deben enfocar la relación con los seniors con flexibilidad y una visión a largo plazo. Contratar seniors no solo es justo, sino estratégico, ya que numerosos estudios demuestran que es una garantía de éxito.

La Tecnología como aliada

Hoy en día, la tecnología ofrece innumerables oportunidades de formación para los seniors. Pueden mejorar sus habilidades lingüísticas viendo series en el idioma original o aprender sobre casi cualquier tema a través de YouTube. Las empresas pueden aprovechar el teletrabajo y nuevas formas de implicación profesional para beneficiarse del asesoramiento senior, ofreciendo una flexibilidad que resulta útil para ambas partes.

Una nueva etapa llena de oportunidades

La edad no debe ser un impedimento, sino un valor añadido. A los 45 años, no estás comenzando el ocaso de tu carrera, sino una nueva y emocionante etapa llena de oportunidades. Las personas que buscan reorientar su carrera deben adaptarse y aprender continuamente, mantenerse al día con las tecnologías emergentes y estar abiertas a nuevas formas de trabajo. La resiliencia y la adaptabilidad son esenciales.

Claves para una segunda carrera exitosa después de los 45

  1. Adaptación y Formación Continua: Mantente actualizado con las nuevas tecnologías y las tendencias de tu sector. La formación continua es esencial para mantenerse relevante.
  2. Colaboración y Redes: Busca colaborar con otros profesionales. Las redes de contactos que has construido a lo largo del tiempo son un recurso invaluable.
  3. Resiliencia y Autoafirmación: Mantén una actitud positiva y resiliente. La autoafirmación y la autoayuda pueden ser herramientas poderosas para enfrentar desafíos.
  4. Flexibilidad en el Enfoque Laboral: Considera nuevas formas de trabajo, como el teletrabajo o proyectos de consultoría, que te permitan aprovechar tu experiencia de manera flexible.
  5. Aportar Valor a Largo Plazo: Enfoca tus habilidades en la gestión estratégica y la toma de decisiones a largo plazo. Tu experiencia puede ser clave para la sostenibilidad y el crecimiento de una organización.

Llamado a las empresas: Aprovechar el Talento Senior

Las empresas deben evolucionar sus políticas de contratación y gestión de talento para ser más inclusivas y diversas. Reconocer y aprovechar el valor de los trabajadores mayores puede conducir a un rendimiento organizacional superior y a una cultura empresarial más rica y equilibrada.

Conclusión

El talento senior es un recurso invaluable que debe ser aprovechado al máximo. Las personas mayores de 45 años tienen una nueva y emocionante etapa llena de oportunidades por delante. Tanto los individuos como las organizaciones deben adoptar un enfoque inclusivo y estratégico para transformar el panorama laboral para beneficio de todos.

Para más detalles y estudios, visita el Estudio Talento Senior de Santalucía. El talento no tiene edad.

Deja un comentario

4 + doce =